EFFSI | Energía y Ahorro

Luchamos por tu ahorro

La energía es el motor que hace funcionar el mundo, y su gestión eficaz impulsa la independencia energética de nuestras empresas y la competitividad de nuestros productos. Con la EFICIENCIA ENERGÉTICA haremos un uso responsable y eficiente de nuestros recursos, obteniendo mayores prestaciones de servicios y confort sin consumir más energía.

La Auditoría Energética se constituye como una herramienta capaz de aunar las líneas de diseño eficiente con Planes de Ahorro y Eficiencia Energética, optimizando el consumo energético sin disminuir el grado de producción, uso o confort.

Con la publicación del RD 56/2016 se establece el primer requisito en materia de eficiencia energética a las empresas de España, obligando a las empresas afectadas a la realización de auditorías energéticas. Se trata de una transposición parcial de la Directiva Europea 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética, tratando de alcanzar los objetivos marcados en tema energético en Europa para el 2020.

Qué es

La Auditoría Energética es un proceso sistemático, independiente y documentado para la obtención de evidencias y su evaluación objetiva en una organización o parte de ella, con objeto de obtener un conocimiento fiable del consumo energético y su coste asociado, identificar y caracterizar los factores que afectan al consumo de energía, detectar y evaluar las distintas oportunidades de ahorro, mejora de la eficiencia y diversificación de energía y su repercusión en coste energético y mantenimiento, así como otros beneficios y costes asociados.

En definitiva, conocer CÓMO, DÓNDE Y PARA QUÉ se utiliza la energía.

Qué se obtiene

Se obtiene una medida de la ineficiencia de la empresa y los costes energéticos, y se detectan soluciones para reducir dicha ineficiencia y por tanto reducir costes y emisiones.

Es la LINEA BASE para la implantación de un SISTEMA DE GESTIÓN ENERGÉTICA (SGE) y permite conocer el POTENCIAL DE AHORRO ENERGÉTICO Y ECONÓMICO, y la rentabilidad de las mejoras propuestas.

  

El Gestor Energético se encarga de seguir el consumo de energía del edificio. Los datos recopilados permitirán hacer un informe sobre este consumo y la emisión de CO2, que servirá para detectar desviaciones y proponer mejoras de las instalaciones del edificio.

Qué es

El Gestor Energético es el profesional con capacidad personal demostrada y competencia clave para que una empresa o administración pública pueda alcanzar sus objetivos de eficiencia y ahorro de energía mediante la gestión energética. El control eficiente y optimización del suministro y consumo de energía, debido a su complejidad, necesita la subcontratación de estos servicios a través de profesionales cualificados y multidisciplinares externos a la organización e independientes.

El objetivo del Gestor Energético es optimizar de forma sistemática y continua el consumo energético de su instalación.

Qué se obtiene

Los beneficios que aporta el gestor energético es la realización de un seguimiento continuo del consumo energético, detección de posibles desviaciones, determinación de causas y definir las medidas a adoptar; verificación del mantenimiento de las instalaciones, control de los suministros de energía y análisis de las posibilidades de optimización de los contratos; motivación y concienciación del personal para obtener ahorros energéticos; identificación de nuevas oportunidades de ahorro energético mediante la aplicación de nuevas tecnologías y análisis de su viabilidad económica; realización de un seguimiento de la implantación de estas nuevas tecnologías, análisis de los resultados e informar a la dirección sobre los resultados obtenidos.

   

La rehabilitación energética de un edificio consiste en tomar medidas de rehabilitación que permitan disminuir su consumo energético.

Qué es

La Rehabilitación Energética en la edificación es la rehabilitación de las construcciones existentes con el objetivo de obtener una reducción del consumo energético del edificio y mejorar así su eficiencia energética. La rehabilitación energética es un factor necesario para poder alcanzar los objetivos de eficiencia energética en España.

Se puede actuar sobre la envolvente térmica del edificio, compuesta por todos los cerramientos que limitan espacios habitables con el ambiente exterior; las instalaciones de edificio se pueden cambiar por otras con mejores rendimientos y menores consumos; se pueden emplear nuevas fuentes de energía de carácter renovable, como la energía Solar o nuevos combustibles menos contaminantes como la Biomasa.

Qué se obtiene

La rehabilitación energética de un edificio puede suponer un ahorro de hasta un 50% en el consumo de energía, con el consiguiente impacto medioambiental positivo y una reducción de la factura energética del mismo orden.

Obtendremos como resultado una vivienda de mayor calidad y con un mejor bienestar interior, rentabilizando la gran inversión a largo plazo que hemos hecho con la adquisición de nuestros hogares.

   

La certificación energética de un edificio indica cuan eficiente es dicho edificio en el uso de la energía. Es similar a los electrodomésticos y otros productos. La idea es que el usuario sepa cuánto gasta su vivienda o edificio.

Qué es

La Certificación Energética de edificios es un requisito legal que a partir de ahora tendrán que cumplir todos los edificios.

En este certificado, y mediante una etiqueta de eficiencia energética, se asignará a cada edificio una Clase Energética de eficiencia, que variará desde la clase A, para los energéticamente más eficientes, a la clase G, para los menos eficientes.

Qué se obtiene

Estas medidas van a conducir a concienciar al usuario final, todo aquel que vive o trabaja en un edificio, del gasto energético que supone este.

A la larga, el usuario demandará edificios más eficientes para vivir y trabajar; y eso, es una de las ruedas principales para convertir el sector de la construcción en algo un poco más sostenible y sensato. La idea final es tener el mismo grado de confort con menos energía, lo cual es bueno para todos.

Mediante simulaciones energéticas con programas oficiales se obtiene la Calificación Energética del edificio, dato importante para conocer cuánto pagaremos por el consumo de energía debido a la propia construcción y qué medidas adoptar para mejorar esa calificación para ahorrar en nuestra factura anual.

   

La necesidad de mejorar la eficiencia energética de las empresas, el ahorro energético y la disminución de gases que provocan el cambio climático hacen imprescindible el diseño, implantación y mantenimiento de un Sistema de Gestión Energética (SGE).

Qué es

Un SGE es el conjunto de actuaciones planificadas, encaminadas a reducir el consumo de energía sin alterar los niveles de producción (en centros industriales) ni las condiciones de uso y confort (en edificios). Por tanto, este tipo de sistemas de gestión tienen como objetivo conseguir el máximo rendimiento energético sin afectar el nivel de prestaciones.

Qué se obtiene

Mediante el control del recurso energético se obtienen mejores rendimientos en los procesos de la organización, se logran ahorros sustanciales desde el punto de vista monetario, energético y emisiones de carbono. Al optimizar el uso del recurso energético, sin sacrificar eficacia, obtenemos un aumento de la competitividad de la empresa.

En definitiva, el principal beneficio con la implantación de un SGE, es el AHORRO ENERGÉTICO Y ECONÓMICO (ahorros de más del 20 %, realizando sencillas actuaciones amortizables en un corto periodo de tiempo), MEJORA DE LA COMPETITIVIDAD (la racionalización de los consumos energéticos y la reducción de costes aumentan la competitividad), MEJORA DE LA IMAGEN EMPRESARIAL (la dotación de un SGE potencia la imagen empresarial, reforzando el perfil de empresa energéticamente responsable y reduciendo la huella ambiental de la actividad).

   

El ahorro de energía en la contratación de los suministros energéticos es un factor clave para una correcta gestión energética. Los precios cambian al alza con una periodicidad corta por lo que es difícil saber qué comercializadora ofrece las condiciones más adecuadas a nuestro consumo.

Qué es

La optimización tarifaria consiste en un servicio de asesoría que permite determinar la tarifa más adecuada de electricidad tanto en el mercado regulado como en el mercado liberalizado.

El objetivo del Gestor Energético es optimizar de forma sistemática y continua el consumo energético de su instalación.

Qué se obtiene

El asesoramiento tarifario, comprende las etapas del ajuste de potencia y la negociación del contrato de suministro eléctrico (análisis del contrato actual, precios y condiciones establecidas), análisis, determinación y negociación de la mejor oferta de suministro, así como asesoramiento jurídico en la contratación del suministro eléctrico.

Además, permite realizar un ajuste de potencia, es decir, un estudio detallado de los componentes de las últimas facturas eléctricas del cliente: potencia contratada, energía consumida, penalizaciones por reactiva y excesos de potencia.

Con este procedimiento se pueden conseguir ahorros inmediatos sin necesidad de realizar inversiones iniciales en equipos e instalaciones. Es necesario conocer el mercado energético para contratar la energía al mejor precio y controlar la factura energética. Con ello se reducen costes y se hace más productiva y competitiva una empresa.

    

El ahorro de energía no se puede medir de forma directa ya que representa la ausencia del consumo de energía, por eso, se realizan procesos de medida y verificación de ahorros.

Qué es

La Medida y Verificación (M&V) es un proceso que consiste en utilizar la medida para establecer de forma fiable el ahorro real generado en una instalación dentro de un programa de gestión de la energía. La metodología actualmente más usada es el procedimiento IPMVP (Protocolo Internacional de Medida y Verificación del Ahorro Energético). Las actividades de Medida y Verificación incluyen análisis de las instalaciones, medición de la energía, monitorización de variables independientes, cálculo y elaboración de informes.

Qué se obtiene

Con la aplicación del protocolo se desarrolla un Plan de Medida y Verificación: mediciones, verificaciones, cálculos y ajustes necesarios para el cumplimiento del plan de ahorro energético.

Se consigue un procedimiento específico para cada proyecto. En los Informes Demostrativos de Ahorro se justificarán los ahorros logrados y servirán como base para evaluar el grado de cumplimiento de los compromisos alcanzados en un posible contrato.

Gracias a la estandarización del proceso, los ahorros obtenidos podrán ser fácilmente contrastados por un verificador independiente.

Se logra sistematizar el procedimiento de medida y verificación de manera que tanto la Empresa de Servicios Energéticos como el cliente obtienen unas mediciones de los ahorros energéticos fiables y exactas, evitando conflictos en algún aspecto del contrato.

   

Un Plan de Acción Energético constituye una correcta planificación de actuaciones en ahorro energético. Se basa en la mejora de la gestión energética, reducción del gasto de energía, aprovechamiento de los recursos energéticos propios y formación de técnicos y modernización de instalaciones.

Qué es

El Pacto de los Alcaldes es el principal movimiento europeo en el que participan las autoridades locales y regionales que han asumido el compromiso voluntario de mejorar la eficiencia energética y utilizar fuentes de energía renovable en sus territorios. Con su compromiso, los firmantes de Pacto se han propuesto superar el objetivo de la Unión Europea de reducir en un 20 % las emisiones de CO2 antes de 2020. Este compromiso implica:

 1. Elaboración de un Inventario de Emisiones de Gases Efecto Invernadero.
 2. Presentación de un Plan de Acción de Energía Sostenible en el plazo de un año a partir de la firma oficial del Pacto de los Alcaldes.
 3. Divulgación para promover las actividades del Plan de Acción de Energía Sostenible para implicar a los ciudadanos y partes interesadas.
 4. Realización de Informes de Seguimiento con fines de evaluación, seguimiento y control del programa.

Qué se obtiene

Realizar y cumplir un Plan Energético no sólo confirma el compromiso municipal con políticas responsables, sostenibles y eficiencia energética. Los resultados de las acciones de los firmantes son múltiples: creación de empleo cualificado y estable, no sujeto a la deslocalización; un entorno y una calidad de vida más saludables; y un aumento de la competitividad económica y la independencia energética.