Autoconsumo

Utiliza el sol para ahorrar

La generación de energía estaba reservada a las compañías eléctricas y sólo podían recurrir al autoconsumo las viviendas y empresas sin conexión a la red. Pero a finales de 2011, España aprobó un Real Decreto que autoriza el autoconsumo para autoabastecimiento.

QUE ES

El autoconsumo de energía eléctrica es un planteamiento que permite a los consumidores producir parte de la electricidad que emplean en sus hogares o negocios.

QUE SE OBTIENE

Lo primero que se obtiene es el ahorro: al producir parte de la energía consumida, la factura eléctrica puede reducirse un 60-80%.

Una segunda ventaja es que se evitan las pérdidas de energía en la red, ya que el usuario consume la energía que genera en el mismo lugar, sin transporte a través de las líneas eléctricas. Se reducen considerablemente las pérdidas de energía, las cuales se cifran en torno al 10% (más de 2.000 millones de euros que pagamos los consumidores).

Un tercer beneficio es que la producción se realiza con tecnologías limpias, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global del planeta.

Un cuarto beneficio es que permite la autonomía energética mediante la generación autóctona de energía, contribuyendo a la disminución de la dependencia energética del exterior y blindando a la economía española de las variaciones inesperadas del precio de los combustibles fósiles.

En quinto lugar, el autoconsumo fomentará el empleo y la actividad económica en el sector de las energías renovables.

BALANCE NETO

El Balance Neto es una modalidad de autoconsumo que se caracteriza, principalmente, porque un consumidor genera in situ parte de la energía eléctrica que consume, típicamente en la cubierta de la propia edificación.

La estacionalidad y variabilidad de recursos renovables traen como consecuencia que no toda la energía producida se autoconsuma instantáneamente. La energía excedentaria, que se inyecta en la red, genera en estos casos un crédito que el consumidor puede recuperar en períodos posteriores.