EFFSI | Energía y Ahorro

Pulpí define la estrategia para una movilidad sostenible en el municipio

Pulpí ya cuenta con su estrategia a desarrollar en los próximos años en materia de movilidad sostenible. El Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Pulpí (PMUS) define un conjunto de actuaciones cuyo objetivo es la implantación de formas de desplazamiento más saludables y respetuosas con el medio ambiente como caminar, ir en bicicleta o fomentar transporte público dentro del municipio. 

Existe una dependencia creciente del vehículo privado, produciendo un gran consumo de espacio y energía, y unos impactos medioambientales; que ponen de manifiesto la necesidad de lograr un sistema de transporte que sea menos dependiente de los combustibles fósiles. 

A nivel municipal es donde pueden coordinarse y concretarse de forma más eficaz programas de promoción de una movilidad más respetuosa, y por otro lado, donde pueden percibirse de forma más directa las ventajas de modos de desplazamiento más sostenibles. 

EFFSI ha sido la encargada de la elaboración del PMUS. Se ha realizado un análisis de la situación actual en materia de movilidad mediante diversos trabajos de campo, como encuestas a la ciudadanía, reuniones y entrevistas con colectivos de la sociedad pulpileña, así como visitas en campo de los lugares de afluencia. En base a ese análisis, se ha realizado un diagnóstico de la situación actual, materializándose en unas medidas propuestas para dar solución a los problemas de movilidad detectados en pro de la sostenibilidad en los desplazamientos y priorizando siempre los modos más blandos, verdes y sostenibles. 

Entre las propuestas planteadas se puede destacar la mejora de la seguridad peatonal en los centros de enseñanza y focos de mayor afluencia, el impulso de la bicicleta con nuevas rutas para su uso, el fomento y mejora del transporte público, la ordenación del viario en los núcleos de población, así como el desarrollo de campañas de sensibilización ciudadana.

Beneficios para todos

Estas actuaciones conllevan múltiples beneficios para los ciudadanos, como son, entre otros, la mejora de los servicios de transporte público y de las condiciones de accesibilidad de todos los habitantes, la reducción de la contaminación y el ruido ocasionado por los vehículos, y la mejora de la seguridad vial. 

Para lograr este cambio de tendencia hacia una movilidad más sostenible, se hace necesaria no sólo la colaboración entre las diferentes Administraciones, sino que es imprescindible la concienciación e implicación de toda la ciudadanía.